Este fin de semana hemos probado este restaurante que nos recomendaron unos amigos en Madrid.

El sitio nos gustó mucho, es una gran «SINEDAD», no hay ruidos, ni pandillas mirando videos en el móvil celebrando los 22: Las mesas están espaciadas y bien distribuidas, cuando las mesas se apelotonan no sólo se oye al de al lado y levantas a 10 para ir al baño, es que ademas el servicio suele ser mucho peor.

El dejar espacio libre yo creo que marca un poco la filosofía del local, menos, pero mejor, mejor no llegar a todos que llegar peor.

Así que hemos quedado que, la Decoración y el ambiente, lo encontramos excelente.

La comida, siendo buena, algunos de los platos salen en las listas de los mejores de Madrid, como los callos, o los platos de cuchara,y que están muy conseguidos, no he visto una carta que me llamara mucho la atención, será, y muy seguramente, que yo no soy de cuchara.

Las medias raciones no nos llevemos a engaño, ellos consideran una media ración a un platito de degustación, y de entrada, que no quiere decir que de todos los platos que tiene la carta se pueda pedir esa añorada media ración, los segundos son normales y no hay media ración.

Y una media ración es una cosita así :

Así que, ya sabéis, no se os ocurra pedir una medía ración para compartir. ¿Para segundo? se puede, pero sólo si las entradas son abundantes, y te haces tú solito un menú donde pruebes un poquito de todo. Hay que saber jugar con eso.

Por lo demás, nos pareció todo correcto, pero no perfecto…. que de los segundos no se pudiera hacer medias raciones, me extrañó, ya que, al menos yo, creía que era uno de los reclamos fuertes de este local. (de ahí el nombre, no?)

Los platos de cuchara viene en un puchero pequeñito, no son así, esas «perolas» tipo asturiano para compartir, no, eh? no os hagáis ideas equivocadas al pedir, para tomarlo entre dos es ya lo justito de primero, y luego pedir un segundo, y a mi, teniendo en cuenta esto, como no lo pidas de plato único, me parecen un poco caro,  25€ cualquier plato de cuchara. (foto de un pucherito cualquiera).

La bodega bien, vinos correctos, no regalados, para nada, pero bien. Lo que me pareció realmente excesivo es que nos cobraron unos licorcitos como si fueran una copa, unos chupitos (de los de toda la vida) de hiervas, o sea, de los que te cuestan 5 euros la botella en el super, que no eran que los vendieran como si fueran una selección de hiervas de la Provenza, no, vamos, que no le echaron ni cuento, y los cobraron como si acabaran de llegar del mismo Tibet,  4.50 euros cada uno, me pareció excesivo y esto subió toda la cuenta que, podía haber salido mejor de lo que me esperaba, ya que pedimos segundos contundentes. Pero en cambio, nos pusieron este aperitivo de la casa. Muy rico.

En fin, que como yo os quiero contar todo, pues así os lo cuento, lo recomiendo para una cena cuidada, quedar bien, pero cuidado con las medias raciones que, no valen para nada, y al final comes lo de la carta que, no tiene nada de media ración (en el precio). Eso si, lo veo bien para un par de medias raciones en la barra para comer ligero al mediodía, por ejemplo, la barra es de lo mejor del local.

Por lo demás … me gustó, sí, si no cometes errores, si vas preparado, está bien. Creo que para la próxima, que la habrá, sabré pedir mejor, y por supuesto me aseguraré de que nadie pida chupitos.

POR cierto, los callos de este sitio, son de los mejores que yo he tomado en Madrid, sin despreciar a los de la maquina, que a mi me encantan, son de lo mejorcito de Madrid

  • CONTACTO :
  • MEDIA RACIÓN
  • Beneficencia, 15
    28010 – Madrid
    914 475 111
    restaurante@mediaracion.es
    Precio medio : 40 euros persona