Pues, y como ya os he adelantado, hoy vengo a hablaros de bodas…. ¡Madre Mía!!! ¡¡¡¡la que se lían ahora en las bodas!!! Hay más profesional utilizado ahí que en la reconstrucción de las torres gemelas de NY.

 

🤔🤔🤓🤓

 

Cuando nos íbamos a casar nosotros, MM y yo, recuerdo que mi madre me llamo para ver si quería que cantara un coro en la ceremonia religiosa,  que nos invitaba al coro, no había dolor, yo pregunté en alto :

YO:  Mm, ¿Qué si ponemos un coro en la misa?

MM: NOOOOOOOOOOOOOO, ¡que se alarga la misa y yo pasó mucho calor!!! ¡¡Lo que sea más rápido!!

YO:   ¿Qué es lo más rápido, mamá? El órgano. Pues el órgano entonces.

Así se tomaban las decisiones importantes de una boda.

Este es un resumen real de lo que de lo que te importaba de verdad, del interés que ponías en como quedaba el tema música en la ceremonia de tu boda, «que acabe pronto que hace mucho calor».

En la última boda que hemos ido, había un panfleto de imprenta, y muy bien hecho, en los bancos, explicando todo lo que iba a sonar, y por su orden, y por quien, autor e interpretado por, algunos cánticos eran interpretados por coros, otros por discos, otros mezclados, todo un estudio y un trabajo de la música que allí se iba a oír, y que había tomado horas, dedicación, y dinero, claro!. Además, te lo dejan por si no te enteras de lo que estás oyendo (que es muy posible). Es por dar ese servicio, porque para que lo copies no es, yo creo que hasta lo patentan jejeje

Recuerdo que en algunas bodas de antaño, era el propio cura, y doña Marcela, esa señora que se sentaba siempre en misa en la primera fila, fanática de estos cánticos, y de participar de todas las ceremonias aunque no la conociera nadie de nada, ni ella a los novios, ni a nadie. Que decir que, solían gritar y desafinar un rato, y te aguantabas, o bromeabas con ello. Pues así, igual que en los coros, nos pasaba en todo.

 

Empezamos por las Flores, muchas flores…..  

Antes ; ¡Qué ha dicho el cura que las flores las pide él! ¿qué si queremos en el altar dos o cuatro centros?. Preguntas de este tipo son las que nos hacían a nosotras dos semanas antes de la boda, y ahí decidías, según te daba, dependiendo de la hartura que llevabas, de lo que ya os habías gastado, y de las ganas que tuvieras, que solían ser pocas, que la gente comentara algo de lo bonita que estaba la Iglesia (real). No importaba mucho, lo que querías era que la gente se lo pasará bien, y que pasará pronto.

Igual que ahora…..  JAJAJA (exagerando se pasa mejor)

Ahora; Contratan a una influencer, flower planner, que se puede encargar de todos los adornos florales del día, millones de encargo, los adornos florales de las iglesias, bancos, alfombras y altares a tutiplen, un estudio de las colocaciones más importantes, el ramo de la novia, los cestinos de los niños y, puede ser también que ella sea la que se encargue de los centros florales de las mesas, que ya no los pone el hotel, como hacíamos antes, nosotros lo dejábamos a gusto de la relaciones públicas del hotel, es más, oías frases como, en este hotel tienen muy buen gusto, te lo pondrán muy mono, ya verás, y tú tan feliz, seguramente luego no te gustaban tanto, pero tampoco se comentaba, nada, daba igual, no los veías hasta que entrabas por primera vez a tu comedor, y tampoco te volvías a acordar de ellos.

Ahora no, eso todo te lo presentan meses antes en 3 D o 4 D, y tu eliges, las flores, de que tipo, color, y forma van a cada lado, lo contratas lo financias, Vamos! ¡cómo debe ser! el presupuesto de flores que, antes iba incluido en el menú, ahora debe salir ser como el del cozzztel de bienvenida, o más, hablo de oídas!

 

Esto es sólo un aperitivo de lo que eran las bodas…. seguiremos buscando las 7 diferencias…..