Bueno, sé que decir que hay solo dos tipos de personas es resumir mucho el mundo, pero nuestro conocido y pequeño mundo, y por buscar algo que marque una diferencia de por vida, yo lo filtraría, así, para empezar, en dos montones : Blanditos y Duritos.

¿Cómo los distingues? Fácil, en la mirada, la forma de hablar, de mirar, de escuchar, los silencios, la fragilidad, la inseguridad que te hace siempre dudar, el miedo a volver a tropezar, etc… ¿Qué los hace diferentes?? ¿Nacieron así? Yo creo que no, les cambió sólo una cosa: el dolor, por la renuncia, la decepción, no sé.

La persona que ha sufrido un golpe, por lo que sea, en esta vida, es diferente a la que no, muchas veces he estado pensando en esto; ¿La gente nace distinta, blanda o dura, tonta o lista, gili o no gili, o se va haciendo así con los años?. Creo que con muchas cosas no se sabe, pero con otras sí. Básicamente, si naces mujer es cuestión de la naturaleza (yo aquí he estado LISTA, pero lista con gafas, eh? jejeje), de esto no hay duda, pero si eres blanda, ¿naces blanda? ¿te vas ablandando? Yo realmente pienso que es porque la vida te va moldeando y haciendo así.

Las personas que sufren, o han sufrido una gran decepción, han pasado por un período de dolor del bueno, me da que pasan, sé que pasamos, un temporadita encerrados en si mismo, y en esa época aprendes a sacar lo mejor de uno y de los otros, es decir, de uno mismo y de los demás. Nunca aprendes tanto a valorar la compañía hasta que no has estado sola, y no aprecias tanto a la persona que te quiere hasta que alguien te enseña qué no todo el mundo te va a querer.

Yo lo siento mucho por todos aquellos que les ha ido bien en la vida, que se jodan!!! jajaja no, no les deseo ningún mal, no, pero un BUEN PALO le deja a uno en la gloria bendita también os lo digo. ¿Duele? Sí,  pero ¿Qué haríamos si la vida no estuviera plagada de gente blandita, esa qué, como dice Alejandro Sanz, llora cuando nadie le ve, esa que aprecia lo que tiene como si alguna vez se lo hubieran quitado y que distingue el valor de las cosas sin menospreciar el valor de las personas, su amistad, su verdad, su fuerza y su debilidad?

Yo es que soy FAN confesa de los blanditos, como se diría ahora; Soy «team blanditos»  TOTAL jejejeje

 

Es más, creo que esta división, para muchas cosas, marca más que la división por sexos. Es decir, en el montón de blanditos hay de todo, hombres y mujeres, igual pasa en el montón de duritos.

Una mujer durita, hielo, calculadora, implacable, es igual de cabrona que un hombre durito. La mayoría de las parejas se quejan, o ríen mucho, por la diferencia que existe entre hombres y mujeres, defienden muchos que ha sido la naturaleza la encargada de hacernos diferentes. El triste reparto de cerebro, chiste que conocemos tan bien😓😓, y todas esas bromitas tan monas, y con eso se quedan con la copla que la mujer y el hombre está hechos de otra pasta y por eso chocamos tanto, yo creo que no, a mi me da que la pasta es la misma, que el problema radica en la cocción, en la elaboración, el problema no lo tiene su pareja tu pareja por ser o mujer, el problema lo tiene cada uno, el problema igual es que tú no has acertado.

Un blandito se casa con una durita, y dice que las mujeres son unas cabronas. una mujer conoce a un durito, y escribe un libro con las cosas que nunca debes permitir… a ver, que ya no se permiten hija mia!! que te has liado un poquito en la busqueda, igual, no??,Perdona blanditaaaa, se sienteeee!, ¿te gustó el durito porque estaba bueno o tenía pasta y no miraste nada más?,  y ahora ¿qué?

Pues haber ido al montón de los blanditos!!

Digo!!!

 

Y lo mismo pasa con ellos, ahora no os quejéis,  cuando la conociste sólo te fijabas en cómo le quedaba el biquini,  que le gustase a tus amigos y presumías por ahí de lo buena que estaba y poco más, ehhh???. Pues mira, asegúrate que eliges una del montón de las blanditas que, además de ser blanditas, y apreciar lo que tienen, les queda, y a millones, el biquini requetebien!!

Tampoco hay que echarse a llorar por ser durito, eh?, que no está todo repartido, en esta vida uno se puede pasar a blandito en cualquier momento, de eso nadie está a salvo, un palito te llega cuando menos te lo creas y de la parte que menos te lo esperas, y ¿creéis que no se nota? ¿creis que a vosotros no os va a pasar ni a cambiar porque vosotros sois así duritos de nacimiento? Pues pasa, y se nota un montón, y a la edad que sea, es triste que la gente no aprecie al dolor hasta que no lo prueba, pero sí he visto cambiar a personas de la noche al día con efecto flash. ¡Hombre! sería mucho mejor aprender a solas y no tener que andar dando palos a diestro y siniestro para ver si aprendemos, pero es así, tristemente te hace falta una lagrimilla, o dos, o miles, para quedarte más humano, más blando y menos «yohebajadodelcieloasíytuteaguantasmucho».

Lo bueno, o creo qué sería muy muy improbable, que un blandito ya nunca volverá a ser durito, no hay marcha atrás.

¿Te curas?, Sí. ¿Te curas de todo? Yo creo que sí, pero hay algo en ti que se quedará ahí para siempre, va contigo, y la verdad que no importa nada, porque lo encuentro, como mochila que todos llevamos, la más chula ue puedes cargar.

Por eso he elegido de portada para este articulo a Nathalie Wood en esplendor en la hierba, que bien trabaja, como cambia hasta la mirada de sus ojos aún estando curada.

Termino con otra foto de ella, igual que he empezado, porque me encanta esa peli, me encantaba ella, y ese expresión tan real en su cara.

FIN