Cuando eramos pequeñas, nosotras, en Luarca, no podíamos ni oír la radio. Ponernos al día de lo que salía nuevo por ahí, era muy muy complicado. En la tele sólo salían folclóricas y cosas de ese pelo. Nosotras, mis hermanas, alguna prima y yo, sólo cogíamos, y por la noche, ¡tómate esta!, Radio Andorra. Eso sí, no creáis que era la pera limonera, oías algo de música poniéndole muchas ganas, a veces hasta discutíamos por el idioma en que cantaban, así que ya os podéis imaginar la calidad de la audición. Había de fondo unas interferencias que, no creo que ahora las aguantáramos ni por un millón de euros. Estas interferencias no eran molestas, eran, así para que os hagáis una idea, como cuando aplastas la botella de plástico de agua mineral de litro. ¿Os hacéis una idea? Pues así era. Y nosotras tan felices, esperando como locas que llegará la noche, con cara de «malas», y con muchas paciencia, para ponernos a intentar sintonizar Radio Andorra, sólo esas «ondas» se colaban entre las montañas del Norte y conseguían llegar a Luarca.

Y por esta emisora, y desde andorra, nos enterábamos nosotras de lo que salía nuevo en el panorama musical Español, algo de fuera, y las nuevas tendencias de por ahí, todo eso, ya veis… un recuerdo que tengo, creo que es el primero, musicalmente hablando jejeje, fue oyendo radio andorra, por supuesto, presentaron a un cantante nuevo, compositor él … me encantaba la canción, a él no lo conocía de nada, y yo la buscaba todas las noches a ver si me la volvían a poner.

Era esta, y encima sin interferencias….. 😍😍😍

Aquí empieza el primer capítulo de la música que vendrán muchos más….